Buscar

Cuando poner los Cristragones

Los Cristragones son una herramienta que podemos cambiar en función de las necesidades de cada momento. Tienen diferentes utilidades, y con frecuencia nos vendrá muy bien disponer de unos atributos y a continuación de otros (por ejemplo más velocidad para llegar antes a una defensa, o más capacidad de marcha de refuerzos, y más enfermería, o bonos de defensa al entrar en combate). Todo ello con pocos segundos o minutos de diferencia entre una cosa y la otra, y con frecuencia en pleno estrés de la batalla.

Cristragón equipado
Sólo se puede equipar un único Cristragón al mismo tiempo.

El inconveniente de los cristragones es que sólo existe una casilla para equiparlos, por lo que nos interesará saber cuando procede equipar un Cristragón u otro, así en un corto espacio de tiempo, o prácticamente en la misma acción, se aprovecharán los atributos de varios cristragones.

A grandes rasgos todos los cristragones funcionan de un modo similar, que consiste en equipar el que corresponda antes de que se desencadene la acción para la que deseamos utilizar sus bonos. Para ello necesitamos saber en qué momento del juego se considera que se inicia la acción, puesto que los bonos seguirán activos durante todo el tiempo que dure, independientemente de si una vez empezada mantenemos ese cristragón, o lo cambiamos por el que nos servirá para lo que queramos hacer después (reclutar, defender, reforzar…).

Aplicado a casos concretos, esto viene a ser:

El Cristragón de recolección sólo funciona si lo activamos antes de que las tropas de recolección salgan del castillo, Si no está colocado en ese momento dará igual que lo pongamos hasta que las tropas regresen, ya que la velocidad de recolección no va a cambiar. Por lo que si nos damos cuenta de que no hemos equipado el cristragón de recolectar cuando las tropas ya han salido del castillo, o hacemos regresar las tropas y las volvemos a mandar (con el cristragón de recolección activo), o la recolección no dispondrá de esos bonos.

El resto de los cristragones, al tener efectos aparentemente más inmediatos (reclutar, ampliar marchas, ampliar enfermerías…), resultan algo más transparentes y dan un poco más de juego.

TIP:

La clave para utilizar los cristragones está en acordarnos de los bonos de cada Cristragón, y colocarlos siempre antes de empezar a hacer aquello en lo que resulten de ayuda, puesto que si ponemos (por ejemplo) el Cristragón de reclutar cuando ya hemos empezado a hacerlo, veremos que el tiempo de entrenamiento de las tropas no cambia.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *